Probablemente este sea el artículo más difícil de escribir de los que hemos publicado hasta la fecha, ya que como todos sabemos estamos viviendo una situación jamás vista en este siglo. La situación tanto a nivel nacional como a nivel internación es crítica debido a la emergencia sanitaria y a los acontecimientos que viviremos una vez venzamos al coronavirus, porque desde BLB estamos convencidos que todos unidos venceremos y nos hará más fuertes.

Como introducción queremos repasar tanto los mercados de renta variable como los mercados de renta fija:

  • Renta variable: todos estamos viendo y viviendo un desplome de las principales bolsas y por lo tanto de los principales índices como por ejemplos, el IBEX 35 con un descenso de alrededor de 23% en este mes y las bolsas europeas alrededor un 20%
  • Renta fija: los mercados de renta fija tampoco se libran de la crisis provocada por la emergencia sanitaria y estamos viendo como los principales fondos se desploman como por ejemplo PIMCO Income Fund un 14%. Provocado por un pánico en el mercado que intentaba hacer liquido sus posiciones con el objetivo de obtener la liquidez necesaria para atender los posibles reembolsos, y encontrándose con una escasez de contrapartidas, es decir, compradores.

Toda esta situación e incertidumbre ha provocado que los bancos centrales como el BCE o la Fed entren en acción y aplique una artillería de medidas monetarias expansivas para minimizar los daños ocasionados y estabilizar los mercados. El Fed anuncio medidas como: bajar los tipos a 0%, compras por 650.000 millones de euros, pero indicando que seguirá comprando las cantidades necesarias sin limitarse en el tiempo y el BCE, en este caso, no se quedó rezagada y anuncio un nuevo programa de compras de deuda de 750.000 millones entre otras medidas como la posibilidad a la compra de pagarés, es decir, deuda corporativa a corto plazo.

Por otra parte, los Estados miembros pertenecientes a la Unión Europea están moviendo ficha para aplicar políticas fiscales expansivas con el objetivo de conservar el bienestar de la sociedad y el tejido empresarial. Además, a través del Instituto Oficial de Crédito (ICO), el Estado español ha habilitado líneas de avales con las siguientes particularidades:

  • DESTINO: PYMES y Autónomos.
  • CANAL DE SOLICITUD: Entidades financieras, es decir, entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de dinero electrónico y entidades de pago.
  • FINALIDAD: Atender las necesidades derivadas entre otros, de pago de salarios, facturas, necesidades de circulante u otras necesidades de liquidez incluyendo los derivados de vencimientos de obligaciones financieras o tributarios.
  • IMPORTE TOTAL: Hasta 20.000 millones
  • IMPORTE MÁX. DEL PRÉSTAMO POR CLIENTE: Hasta un máximo de 1,5 millones de euros en una o varias operaciones de préstamo a autónomos y empresas, se aplicarán las disposiciones específicas del Reglamento (UE) n ° 1407/2013 de la Comisión, de 18 de diciembre de 2013, relativo a la aplicación de los artículos 107 y 108 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea a las ayudas de minimis.
    Para préstamos por encima de 1,5 millones de euros, hasta el máximo establecido en el Marco Temporal de Ayudas de Estado de la Comisión Europea tanto para autónomos y empresas que reúnan la condición de pyme como para empresas que no reúnan la condición de pyme.
  • ANÁLISIS DEL PERFIL DE RIESGOS Y CONDICIONES DE ELEGIBILIDAD DE LA OPERACIÓN: Se avalarán las operaciones de hasta 50 millones de euros que hayan sido aprobadas por la entidad conforme a sus políticas de riesgos, sin perjuicio de comprobaciones posteriores sobre sus condiciones de elegibilidad. Se avalarán las operaciones por encima de 50 millones de euros una vez que ICO haya analizado el cumplimiento de las condiciones de elegibilidad de manera complementaria al análisis de la entidad financiera
  • PORCENTAJES MÁX. DEL AVAL: En el caso de pymes y autónomos el aval ascenderá como máximo al 80% de la operación. En empresas que no reúnan la condición de pyme el aval cubrirá como máximo el 70% de nuevas operaciones y el 60% de operaciones de renovación.
  • PLAZO DE SOLICITUD DE LOS AVALES: Los avales podrán solicitarse hasta el 30 de septiembre de 2020. El plazo podrá ampliarse, siempre en línea con la normativa de Ayudas de Estado de la UE, por Acuerdo de Consejo de Ministros.
  • PLAZO DE VENCIMIENTO MÁXIMO DEL AVAL: El plazo del aval emitido coincidirá con el plazo de la operación hasta un máximo de 5 años.
  • Link BOE: https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/26/pdfs/BOE-A-2020-4070.pdf

Para acabar queremos hacer mención al resto de actores comprometidos en ayudar al tejido empresarial como las compañías de renting, fondos de deuda… que apoyan con sus recursos fuera del circuito oficial a sus clientes y a los futuros clientes. Actualmente según datos publicados en los últimos días, el sector cuenta con más de 500.000 millones de euros para cubrir las necesidades de los emprendedores.

Desde BLB queremos ofreceros toda nuestra ayuda tanto a nuestros clientes actuales como a toda aquella empresa que lo requiera, para que todos juntos superemos esta crisis y finalmente sea un capítulo en nuestras vidas sin duda duro pero que nos hizo más fuertes.

Ánimo a todos y cuenta con nosotros.