La enfermedad COVID-19, producida por el virus SARS-CoV-2 (Coronavirus) ha cambiado por completo la vida de las sociedades y España no ha sido la excepción. Nuestras vidas se han visto afectadas de un día para otro, empezando por el duro confinamiento que hemos tenido que sufrir en marzo del corriente año, el cual tuvo una duración aproximada de dos meses. Ese confinamiento ha servido para aplanar la curva de contagio del virus, pero no para acabar con su propagación. Más allá de los cambios personales que se han producido y la insoslayable pérdida de vidas humanas, se ha producido un gran impacto en la economía, la cual se ha visto seriamente afectada por cierres de empresas – temporales y, lamentablemente, también definitivos -. Esto último ha forzado un ahorro de costes. Dicho ahorro puede traducirse de muchas maneras, pero en este artículo nos centraremos en el ahorro en el coste de la electricidad. Un coste que puede permitirnos una producción adecuada a la demanda de nuestros productos o servicios, mejorando nuestra margen de beneficios. Hablaremos del Renting en placas solares. Una forma de ahorrar dinero y colaborar con el sostenimiento del medio ambiente. La inversión inicial siempre será muy inferior en comparación con otras modalidades de financiación standard y, además, el ahorro en la factura de electricidad permitirá abonar la cuota mensual fija del Renting e, incluso, según el modo de consumo de la empresa, permitirá que la cuota sea menor al ahorro producido. Como se puede apreciar, los beneficios son inmensos y nos permitirán tener más certezas en los costes y hasta una mejora en los flujos de tesorería. Desde BLB Renting haremos todo lo necesario para que su experiencia cumpla con las expectativas generadas. Contamos con un equipo con una amplia experiencia en el sector, quienes lo asesorarán y despejarán todas las dudas que pudieran surgir. Sin sorpresas.

¿Cómo funciona?

El procesa es bastante simple. Una vez despejadas todas las dudas y aclarados todos los detalles de la operación, se procederá a la firma que vinculará, por un período que oscilará entre los 2 y los 5 años, a la empresa tomadora del Renting y a BLB Renting. Una vez firmado el contrato, se enviarán las placas solares al sitio acordado, se instalarán y se dará el asesoramiento necesario para su correcta utilización. Una vez realizado este último paso, sólo queda por empezar a disfrutar de los beneficios.

¿Cuáles son las Ventajas del Renting?

El Renting posee muchas ventajas. Quizá, una de las más destacables, es que, al tratarse de una modalidad de financiación semejante a un arrendamiento, el desembolso será muy inferior al que debería hacerse en caso de solicitar un préstamo estándar y la cuota será fija, lo que permitirá tener más certidumbre en cuanto a gastos y al flujo de tesorería, pudiendo derivar liquidez a otras inversiones necesarias.

Algunas otras ventajas importantes:

  • Fiscal: Las empresas podrán deducirse el 100% de las cuotas fijas mensuales. Además, se pueden obtener deducciones en IRPF, IVA e Impuesto de Sociedades.
  • Inversión Inicial: Ya lo comentamos más arriba. Inferior a otras formas de financiación. También se debe tener en cuenta que el ahorro en la factura de electricidad cubrirá de sobra la cuota mensual del coste del Renting.
  • Servicio Integral: El renting no es sólo la entrega de las placas solares. La cuota que se abona mensualmente contiene servicios de mantenimiento y otros seguros, asesoramiento y formación.
  • Renovación e innovación: estas características son claves en un mercado cambiante y que avanza rápidamente en materia tecnológica. Previo acuerdo, es posible contar con la última tecnología para no perder pisada a nuestra competencia, pudiendo mejorar nuestros servicios y abaratar aún más el consumo eléctrico, coste clave dentro de una cadena de producción o en la oferta de cualquier servicio.