Desde ya hace algunos años, sobre todo en España, comenzaron a hacerse muy populares los chalets y Urbanizaciones, donde las zonas ajardinadas ocupan un sitio importante y al que cada vez se le otorga mayor relevancia, ya sea como zona verde, espacio de relax o recreación. El armado y posterior mantenimiento de estas zonas verdes requiere de mucho trabajo, dedicación y dinero en diferentes productos y maquinarias. Se tratan de sitios que requieren demasiados cuidados y que reportan un gasto para los propietarios. Gasto que puede tornarse en oneroso e incluso pueden llevar al descuido o al mismo abandono. Las maquinarias y productos utilizados son componentes de alto valor y a las empresas que los comercializan cada día les cuesta más poder venderlos. Es aquí donde hace su aparición una financiación alternativa que está en auge en varios sectores desde hace algunos años. Se trata del Renting. Desde BLB Renting ofrecemos nuestros servicios a todas las empresas dedicadas a brindar servicio de jardinería o bien, también, a comunidades de propietarios que deseen gestionar las tareas por su cuenta. Se trata de un servicio integral, que contiene no sólo la maquinaria sino la provisión de productos químicos de mantenimiento, como también, ropa de trabajo y herramientas. Por otra parte, al tratarse de un servicio completo, se ofrece asesoramiento constante y capacitación para el uso de las distintas máquinas y herramientas, elementos esenciales del servicio. No sólo se incluye el simple cuidado o mantenimiento, sino que, además, ofrecemos los componentes necesarios para la decoración de jardines, en caso de los potenciales clientes deseen decorar sus zonas verdes y disfrutarlas aún un poco más.

¿Cómo funciona y comienza la financiación?

El Renting no contiene la burocracia de las financiaciones standard. El tomador del Renting se pone en contacto con la empresa que lo suministra, acuerdan las condiciones y las dejan plasmadas en un contrato, el cual vinculará a las partes durante un pedio que oscilará entre los 3 y 5 años, con la posibilidad de poder renovar el vínculo. Una vez firmado el contrato, el servicio comienza con la entrega de todo el material y maquinaria involucrados, en el sitio que la empresa tomadora así lo deje debidamente especificado. ¡Al tratarse de un arrendamiento, el servicio no acaba allí! Quedan por delante varios años de mantenimiento, asesoramiento y, por qué no, de renovación o innovación de maquinarias y/o herramientas, si así está acordado entre las partes. ¡Así de simple!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ventajas del Renting

  • Fiscalidad conveniente: La empresa podrá deducirse la cuota fija que abona mensualmente. Deducción del IVA de las cuotas del 100%.
  • Inversión: Al tratarse de un arrendamiento, la inversión inicial será bastante menor que la que puede ofrecer cualquier otro tipo de financiación. Incluso, favorecerá nuestras cuentas anuales, puesto que, al no disponer de la propiedad, se evitará la depreciación de los activos involucrados.
  • Servicio Completo: La cuota fija abonada mensualmente, agrupa todos los servicios de mantenimiento y asesoramiento. Dentro de estos servicios encontraremos el servicio técnico, seguros por desperfectos, destrucción o robo, asesoramiento del personal que tendrá la responsabilidad del manejo de maquinaria y herramientas, etc. Cuando los clientes padecen algún problema, sobre todo de origen técnico, tendrán paciencia. Pero ésta no será eterna. Por ello, poder proporcionar un servicio técnico rápido y eficiente puede, no sólo tener contento a nuestro cliente sino ser un potenciador para generar nuevos. Quizá, el servicio detrás del arrendamiento, ¡sea la más destacable de las ventajas!
  • Innovación o renovación: El renting nos permite ir al ritmo casi trepidante de las nuevas tecnologías. Hasta hace unos años, los cambios “tecnológicos” eran casi una cuestión de estética

¡El Renting es una herramienta amiga que no podemos desaprovechar!